Rotary Arauco y El Reconocimiento a Los Jóvenes

Al finalizar cada año escolar, el club Arauco hace entrega de un galvano de reconocimiento al alumno que egresa de la educación media que mejor represente los valores rotarios de servicio y que, por supuesto, sea además un buen alumno, el que es nominado por el consejo de profesores de cada uno de los siete colegios que egresan alumnos de cuarto medio, cuidando que sea una persona integral con valores éticos y responsabilidad por su entorno y comunidad.

Este año se han entregado la mayoría de los galvanos en ceremonias con diferentes formatos por la contingencia que aún estamos viviendo y hemos podido constatar, una vez más, la inmensa importancia que se da a este reconocimiento el que siempre es entregado de manera especial, con una presentación que pone en contexto el sentido del mismo.

Junto con adjuntar un par de fotos de las entregas en el Colegia Arauco y el Liceo San Francisco de Asís, queremos citar textualmente fragmentos de una carta que solicitó leer, fuera de programa, una alumna egresada del Centro Educacional Paul Harris, el que fue creado con la participación relevante de Rotary a través de nuestro club y del Rotary Club Swan City de Canadá, para entregar una alternativa educacional a los desertores del sistema y a los más vulnerables.

Fragmentos de la carta de Francisca Quevedo, egresada de 4° medio y alumna del segundo nivel de una de las carreras técnicas que imparte el colegio Paul Harris. «Hoy nos encontramos reunidos para celebrar nuestra licenciatura y soy sincera al confesar que expresar estas palabras es todo un desafío». «Nunca olvidaré que desde el momento en que puse un pie en el CEIA, venía desanimada y carente de entusiasmo, sin embargo, al estar acá pude sentirme como en casa». «Logré recordar lo maravilloso y divertido que es aprender». «Comencé a plantearme objetivos diciendo siempre se puede ir por más».

«…me atrevo a pensar que a este mundo llegamos a realizar cuatro metas importantes: Ser felices, vivir libremente, aprender y dejar una huella positiva…»

Es tremendamente profundo lo que plantea Francisca en su carta pues lo que nos propusimos el año 2006 cuando patrocinamos el proyecto y lo hicimos nuestro, fue sacar a jóvenes de la calle y darle oportunidades, lo que pudimos ver como se cumplía con creces en estos quince años, llegando varios egresados a la educación superior.

Cada galvano que entrega Rotary como reconocimiento a un joven, como son los que ha entregado nuestro club y otros clubes en las licenciaturas, son una oportunidad para que vean el futuro con otros ojos.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Leonardo aparicio dice:

    Increíble testimonio, felidades al club por tan importante obra.., saludos

¿Qué te pareció? Esperamos tu comentario